PREVENCIÓN DE LA CORRUPCIÓN

La corrupción es un fenómeno que socava las instituciones públicas y los valores de la sociedad, comprometiendo el desarrollo de las comunidades y de las personas. El requerimiento, aceptación, ofrecimiento u otorgamiento de cualquier tipo de beneficio personal, ventaja o dádiva por un servidor público implica la usurpación de un bien público, recayendo sus costos sobre los ciudadanos, ya que la corrupción desvía los fondos públicos de su verdadero fin, como es el bienestar y el bien común.

La corrupción es un fenómeno global, se encuentra en todos los países del mundo, sin embargo, con diferente magnitud e intensidad. Los países que poseen menores grados de corrupción son aquellos que han generado una cultura ética y política que permea en las personas, haciendo de ellos ciudadanos comprometidos, prestos a participar en el servicio público y fundamentalmente, a aplicar medidas para prevenir y controlar la corrupción.

Uno de los factores más importantes para erradicar la corrupción, es la educación. Cuando se rescatan y fomentan los valores éticos en los servidores públicos, estos construyen, reconstruyen, fortalecen, motivan, generan integridad, responsabilidad y dignidad, lo que se deriva en un compromiso hacia la realización del bien común mediante el cumplimiento del deber. Por el contrario, cuando los valores se debilitan o ausentan, los antivalores y las prácticas corruptas aparecen de inmediato.

Para promover la ética, será necesario adoptar un enfoque multidimensional y holístico en el que participen diversos actores. Se trata de mejorar el sistema estructural de la sociedad: legislación, normas, instituciones, medios de comunicación, liderazgo político, formación y capacitación de los servidores públicos, entre otros.

El Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP), fue la primera institución pública en Bolivia en tener un Programa de Transparencia, cuyos componentes  estratégicos se apoyaron en la política denominada “Cero tolerancia a la corrupción.”  En la actualidad, a través de la Unidad de Lucha Contra la Corrupción, se pretende superar una visión sancionatoria con una visión preventiva mucho más amplia, rescatando experiencias internacionales positivas en materia de ética pública y prevención de la corrupción, bajo los valores éticos, transparencia, honestidad y responsabilidad y considerando que las causas importantes para posibles actos de corrupción radican en la falta de acceso a información,  desconocimiento de las normativas y procedimientos y la disminución de los valores éticos individuales y sociales en la ciudadanía y los servidores públicos. Es así que en apoyo a la Unidad de Ética y Prevención, se participa activamente en  Talleres de sensibilización, actualización y capacitación orientados a los servidores públicos municipales en temas éticos y aspectos vinculados a la normativa nacional y municipal.

De esta manera, esta línea de acción contribuye a impulsar la formulación e implementación de planes, acciones, mecanismos y herramientas para prevenir los actos de corrupción en la gestión pública municipal, en procura de aportar a la consolidación de la misión y alcance de la visión del GAMLP, con calidad y calidez, en beneficio de la ciudadanía paceña.

Imprimir
Seguimiento
Visitas Admin-01