la-paz-72-horas

sanfrancisco
valle animas
teleferico

LA PAZ EN 72 HORAS

La Paz, sede de gobierno y capital político-administrativa de Bolivia, es la ciudad más importante del país. Confluyen en ella gente de todas las regiones, así como inmigrantes de otros lugares del mundo, la ciudad de La Paz posee gran variedad de museos que hablan de la historia prehispánica, colonial, republicana, moderna y contemporánea del país, con muestras del arte que sin lugar a dudas, son joyas valiosas que atesora nuestra ciudad.

La Paz presenta un impresionante mosaico de iglesias, cuya arquitectura, pintura y escultura religiosa, hablan de nuestra historia, transportando a sus visitantes en el tiempo, los cuales admiran la perfección y originalidad mostradas en su estructura, los miradores paceños ofrecen hermosas panorámicas, permitiéndonos ver desde distintos ángulos, la impresionante ciudad rodeada de cerros y enmarcada por la majestuosa Cordillera Real. Algunos de estos miradores constituían apachetas o templos andinos en épocas pasadas.

Los mercados artesanales permiten la valoración del patrimonio de la ciudad, representado y trabajado en las hábiles manos de nuestros artesanos.

Día 1

En este paseo conocerá esta maravillosa ciudad, donde podrá apreciar la riqueza cultural, histórica, arquitectónica y natural. Visitando La Plaza Murillo, en el centro mismo de la ciudad, donde encontrara La Catedral Metropolitana Nuestra Señora de La Paz, el Palacio de Gobierno y los museos alrededor como el Museo de Historia Militar, Museo Nacional de Arte y Museo de Etnografía y Folklore.

Caminando por cinco cuadras puede pasar a visitar la Calle Jaén, los alrededores de esta calle albergan bares, cafés y museos.​ Durante el siglo XVI fue conocido por ser un mercado de compra y venta de camélidos. Sus edificaciones con balcones y calles empedradas conservan el estilo colonial. En esta calle podrá visitar diferentes museos, como el Museo Costumbrista, Museo de Metales Preciosos Precolombinos, Museo Litoral Boliviano, la Casa de Pedro Domingo Murillo y el Museo de Instrumentos Musicales Bolivianos, también encontrara una galería de Arte Indigenista del artista conocido como Mamani Mamani donde podrá adquirir souvenires.

Descendiendo hacia la popular pasarela de la Pérez, se encuentra la Iglesia de San Francisco donde podrá conocer cómo se dividía la ciudad en la época de la Colonia. También podrá visitar el Museo de San Francisco, detrás de San Francisco podrá pasar por el Mercado de Las Brujas donde la gente local compra productos necesarios para las ceremonias rituales como la Ch’alla y las ofrendas a la Pachamama (madre tierra).

Finalmente, si toma una movilidad hacia Villa Pabón desde la Calle Murillo, podrá dirigirse hacia el mirador de Killi Killi, Mirador ubicado en una loma. El nombre de Killi Killi proviene de una pequeña ave rapaz que abundaba en la zona, donde se podrán tomar fotografías ya que tiene una vista de la ciudad de casi 360º.  También se constituye en un sitio histórico, ya que allí yacía el fuerte estratégico de Tupac Katari cuando cercó a  La Paz en 1781 en el Primer Levantamiento Indígena.

Día 2

Después de la visita al centro urbano, podrá visitar el Valle de la Luna pasando por los  barrios residenciales de la zona sur de esta ciudad. La erosión ha logrado al cabo de los años formar un conjunto de asombrosas formaciones pétreas, que dan al visitante la sensación de haber descubierto un mundo desconocido. Un verdadero y casi «real» paisaje lunar, para continuar se puede pasar al Zoológico Municipal “Vesty Pakos” que cuenta con una superficie de 22 hectáreas y alberga 80 especies nativas de Los Andes como el cóndor, el oso jucumari, quirquinchos, etc.

Luego podrá pasar a ver y degustar la comida tradicional, llamada Whatia que es cocida bajo tierra, y después de degustar esas delicias puede pasar al Parque Mallasa donde podrá realizar actividades de esparcimiento como caminatas, paseos en cuadratracks y montar a caballo.

Día 3

Empezando la jornada, nos dirigimos a la  Plaza Villarroel para visitar el Museo de la Revolución Nacional, y luego tomar el Teleférico Naranja hasta la Ex Estación de Trenes que actualmente es la Estación del Teleférico Rojo que nos llevara a la ciudad de El Alto; un viaje por los cielos de la urbe paceña desde las cabinas se logrará una diferente perspectiva de la ciudad; ya que su topografía le permitirá apreciar un paisaje espectacular del Illimani, las montañas que la rodean y la convivencia de la modernidad con lo tradicional, dejándose envolver por el encanto de La Paz – Ciudad Maravilla.

Puede conectar la Línea Roja con la Línea Azul que dará la oportunidad de apreciar la ciudad de El Alto, viendo el rápido crecimiento de la ciudad más joven y la segunda más habitada de Bolivia.

Podrá volver a las cabinas de Mi Teleférico en la zona de Satélite en El Alto y bajar en la Línea Amarilla, hasta la estación de la Plaza España, tomar un tradicional Helado de Canela con empanada de queso y subir al mirador El Montículo, ubicado a unos pasos de la plaza.

Por la tarde y bajando en los teleféricos Amarillo y Verde hacia la Zona Sur de La Paz, siguiendo el camino carretero a Palca, se presentan una serie de formaciones geológicas altamente erosionadas por el efecto del viento y las lluvias que han dado lugar a formas curiosas y caprichosas en la tierra semejantes a un paisaje lunar con centenares de puntiagudas atalayas parecidas a extraños bosques petrificados llamados El Valle de las Ánimas, donde podrá hacer una caminata y tomar hermosas fotografías del Illimani.